Pablo Alborán

Loading...

martes, 18 de marzo de 2008

Minicuento Lágrimas de Otoño

Seguí caminando. Las hojas volaban a mi alrededor mientras las lágrimas caían en los charquitos de otoño. Una niña apareció de pronto llena de inocencia y alegría y se acercó a donde yo estaba. Me preguntó ¿Qué te pasa? ¿Por qué lloras?... No sabía contestar… dije: “tengo una herida pequeñita, pero duele mucho”. Ella me miró y entendió. Me dio su mano y me llevó a la orilla del lago, cortó una margarita y me la entregó. Lloré aún más recordando cuando mi pequeña aquí estaba y ahora ya nada me la devolvería. La lluvia repentina inundó mi corazón…


Escrito por ©Ingrid Aravena.-

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no hay algo mas alegre ?

Ingrid Aravena.- dijo...

mmm, bueno...este cuento cortito era así: triste...sigue buscando en mi blog, quizá encuentres algo que te guste más. Gracias por pasar y dejar tu comentario

Saludos!